¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

En un suelo de jardín rico en humus, miles de millones de microorganismos activos movilizan los nutrientes que contiene, para que sus plantas vegetales y ornamentales prosperen magníficamente. Los fertilizantes solo compensan la escasez cuando la entrega posterior de este proceso se detiene. Los fertilizantes orgánicos son muy populares en los huertos familiares que se cultivan de forma cercana a la naturaleza, porque a nadie le gusta exponer su salud a los imponderables de los fertilizantes minerales químicos. Esta guía llega al corazón de cómo fertilizar su jardín correctamente de acuerdo con los principios ecológicos.

El compost es un buen fertilizante para el jardín.

El análisis del suelo proporciona información sobre las necesidades de nutrientes.

Los síntomas de deficiencias en las plantas o el césped son simplemente una indicación de que el equilibrio ecológico del suelo se ha desequilibrado. Esto puede ser un suministro excesivo o insuficiente de nutrientes. Tomando muestras de suelo de 5 a 10 lugares a intervalos de 3 años y analizándolas en un laboratorio especial, puede estar seguro de si debe fertilizar y en qué forma.

Fertilice adecuadamente con compost: así es como funciona

En el curso de la fase de vegetación, hay mucha actividad entre los organismos del suelo en el suelo del jardín. Los nutrientes en el suelo deben ser procesados por microorganismos para que estén disponibles para sus plantas. Al fertilizar orgánicamente en este momento, alimenta a los ayudantes ocupados en el suelo para que no se queden sin aliento en las horas pico. El alimento ideal para gusanos, insectos, bacterias y colegas es el compost. Fertilizar correctamente con esta arma todoterreno es muy fácil:

  • Desenterrar la tierra en otoño y trabajar en 5 litros de compost por metro cuadrado
  • Esparza compost maduro en el suelo de marzo a agosto
  • Trabaje ligeramente de 3 a 5 litros por metro cuadrado con un rastrillo
  • Luego ducharse con agua o estiércol de ortiga.

No tienes que administrar tu propio montón de compost. Puede comprar compost listo para usar en tiendas especializadas o en bolsas en su centro de compostaje local.

Fertilizantes orgánicos para el huerto doméstico: una breve descripción

Además del compost de jardín, tienes otras opciones para un aporte de nutrientes ecológicos. La siguiente lista es una introducción a los fertilizantes naturales probados:

  • Virutas de cuerno: (32,93€) ricas en nitrógeno, ideal como complemento al compost con 100 a 300 gramos por metro cuadrado
  • Cultivos de cobertura: sembrar en otoño, cortar y excavar en primavera
  • Estiércol y estiércol de caballo: valiosos proveedores naturales de nitrógeno como alternativa al compost

Las plantas en macetas no tienen por qué prescindir de las ventajas de los abonos orgánicos. El estiércol casero a base de hojas de ortiga y consuelda es fácil de administrar gracias a su forma líquida. Diluir la suspensión con agua en una proporción de 1:10 y aplicar la solución directamente sobre el sustrato cada 2 o 3 semanas de marzo a agosto.

consejos

Con cada saco de tierra para macetas con turba que dejas tirado en el centro de jardinería, estás haciendo una valiosa contribución a la preservación de nuestra naturaleza. Durante más de 60 años, ha persistido la idea errónea de que la turba es una cura milagrosa como aditivo para el suelo. Desde entonces, más del 90 por ciento de los páramos irrecuperables han sido destruidos. De hecho, mantiene mejor el crecimiento de sus plantas en el jardín de vegetales y plantas perennes con sustitutos de turba renovables como fibras de coco, fibras de madera o humus de corteza.

¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Categoría: