¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Por supuesto, las grosellas saben mejor frescas del arbusto. Si la cosecha es demasiado abundante, las bayas rojas, blancas y negras también se pueden conservar en frascos o hervir en gelatina.

hervir las grosellas

Todas las variedades de grosella se pueden conservar. Hay que tener en cuenta que las frutas blancas tienen un aroma bastante suave, mientras que las bayas rojas tienen un sabor más dulce y ligeramente ácido.

Las grosellas negras son muy ácidas y constituyen la base de todas las recetas con cassis. Cassis es el término francés para las grosellas negras.

Cómo procesar las grosellas:

  • Gelatina de grosella roja, blanca y negra
  • Compota de grosella de todas las variedades de grosella
  • Licor de Grosella Negra a Cassis
  • Adición a la olla de ron

leer frutas

La limpieza es primordial al enlatar grosellas. Esto se aplica a los utensilios de cocina, los vasos y las bayas.

Use solo grosellas muy frescas. Clasifique las bayas con cuidado y elimine las frutas arrugadas, podridas o incluso mohosas.

Lave las bayas antes de sacarlas de las vainas.

Cocina deliciosas jaleas de grosella

Para las jaleas, las frutas limpias y desprendidas se hierven y luego se prensan a través de un paño. Esto permite que el jugo se drene. Si no quita las panículas, la gelatina se volverá amarga.

El jugo se mezcla en una proporción de 750 ml de jugo con 500 gramos de azúcar enlatado, se hierve y se vierte en frascos bien enjuagados con tapas de rosca de metal mientras está caliente.

Los frascos se sellan y se colocan boca abajo sobre un paño para permitir que la masa se enfríe. Se pueden conservar durante un año.

recoger grosellas

Para la compota, las grosellas seleccionadas se llenan en tarros de albañil y se rocían con agua azucarada.

Sella los frascos y caliéntalos entre 150 y 160 grados durante aproximadamente media hora, de acuerdo con las instrucciones del fabricante del dispositivo de enlatado o del horno.

Las grosellas se vuelven muy suaves cuando se conservan y son deliciosas como compota para el postre o calentadas con hielo.

consejos y trucos

Incluso las abuelas usaban la palabra "Einwecken" para la conservación de grosellas y otras frutas. Se deriva del nombre del entonces más conocido fabricante de tarros de conservas, la empresa "Weck".

¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Categoría: