¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Cualquiera que pudiera esperar una buena cosecha en las camas de hierbas y vegetales el verano pasado puede esperar los resfriados omnipresentes en esta época del año con gran ecuanimidad. Con un suministro de manzanilla, tomillo, buckhorn & Co., tenemos los ingredientes perfectos para medicinas naturales y muy efectivas cuando siente hormigueo en la nariz o le pica la garganta. Se puede evitar una visita al médico, al menos en el caso de enfermedades menores, y de todos modos es mejor evitar los antibióticos y sus efectos secundarios a menudo criticados.

Si tienes muchas hierbas en el jardín, no necesitas ir a la farmacia cuando estás resfriado, solo ve al jardín.

Antes de cualquier uso de antibióticos sintéticos, se debe verificar responsablemente si existen alternativas a base de hierbas para la enfermedad, especialmente en niños. Por lo tanto, la medicina casera para el resfriado está muy de moda y se puede hacer fácilmente y con solo unos pocos ingredientes. Nos gustaría recordarte algunos de estos remedios caseros.

Manzanilla y cebolla para el dolor de oído

La conocida almohadilla de cebolla ha demostrado su eficacia durante generaciones. Para ello se aprietan en un pañuelo o con papel de cocina trozos de cebolla pelada hasta que se escape el jugo. Luego caliente brevemente este paquete a temperatura corporal (una tapa de cacerola invertida es suficiente) y coloque uno de ellos con cuidado en la oreja dolorida. Se coloca encima una tela un poco más gruesa, que se deja en su lugar por lo menos 20 minutos, asegurada con una cinta para la cabeza. En lugar de cebollas, también son adecuadas para esta autoterapia flores secas de manzanilla, que se colocan en una bolsa de tela y se calientan a temperatura corporal con el vapor de una cacerola.

Envolturas de legumbres antifebriles con árnica

Si la fiebre sube hasta los 39° y te sientes mareado, las clásicas pantorrilleras o muñequeras han demostrado su eficacia y son especialmente eficaces para los niños. Necesitará dos toallas más grandes que se puedan envolver alrededor de sus muñecas o tobillos al menos tres veces. Se humedecen con vinagre de sidra de manzana tibio (proporción 1:2), esencia de árnica (diluida 1:9) y/o 250 ml de zumo de limón exprimido. Las temperaturas para adultos y niños deben ser 10 o 3 a 5 grados por debajo de la temperatura corporal actual. El tiempo de aplicación es de entre 10 y 20 minutos.

Linaza para mucosas inflamadas

Las aplicaciones de calor húmedo con manzanilla, como describimos para el dolor de oídos, ayudan a modo de almohadilla en las zonas doloridas del rostro, al igual que una papilla a base de linaza, que solo lleva unos minutos preparar. Necesitas:

  • semillas de lino (si es necesario, de la farmacia o de una tienda naturista);
  • un paquete de bolsas de filtro de té desechables;
  • de seis a ocho pañuelos textiles;

Primero, se revuelven 1 1/2 tazas de linaza junto con 2 tazas de agua hirviendo. Después de un breve enfriamiento, la papilla resultante se divide en seis a ocho bolsas de filtro, que luego se colocan individualmente en los pañuelos y se doblan en un paquete estable. En caso de inflamación de la mandíbula o del seno frontal, extender dos de estos paquetes previamente recalentados paralelos entre sí sobre las zonas doloridas. Esta terapia puede repetirse hasta cuatro veces al día hasta que desaparezca el dolor.

Combate la tos con rábano negro

El picante típico distintivo, que tiene un efecto particularmente expectorante y analgésico, lo tiene el rábano negro rico en vitaminas de sus aceites de mostaza medicinales sulfurosos, que ya eran apreciados en el antiguo Egipto y mucho antes de nuestra era. Para los primeros auxilios para la tos, primero corte la tapa superior de su rábano, luego ahueque el interior del rábano en forma de embudo y empuje un canal hacia abajo con una aguja de tejer. Ahora se coloca el rábano en un vaso y se llena de miel para que el jugo que sale con el aceite de mostaza se escurra en el vaso durante la noche. Una cucharadita llena, tomada varias veces al día, aliviará notablemente la tos después de unos pocos días.

¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Categoría: